lunes, 15 de noviembre de 2010

VIII Carnaval de Matemáticas. Un carnaval de miedo.

A pesar de no ser muy mayor (o eso me creo) yo soy más de un Noviembre viendo "Don. Juan Tenorio" y comiendo huesos de santo y castañas que de disfrazarme de monstruo. Pero también reconozco que recuperar esta vieja  tradición celta y reconvertirla en una fiesta participativa y divertida me gusta.


Además hablar de D.Juan y las matemáticas no puedo ya que mi querido compañero carnavalero Tito Eliatrón ya lo hizo en este post.




Por tanto voy a adherirme a la sugerencia de un carnaval terrorífico.
Con motivo del Bicentenario de Edgard Alan Poe, uno de los más celebrados escritores de historias de terror, propusimos un problema en la XX Olimpiada Matemática provincial de Albacete (2009).




Poe no escribió sobre vampiros como Bram Stoker, que es como más los conocemos actualmente, pero tiene un sobrecogedor relato, "Berenice" que trata sobre el tema.


Ahí va el problema:

Edgar Alan Poe fue un gran escritor estadounidense que vio la luz un 19 de enero de 1809, por tanto este año se celebra el bicentenario de su nacimiento. Este autor es reconocido por sus relatos de terror.
Aunque las Matemáticas produzcan pavor en algunos alumnos, con ellas podemos acabar con los vampiros.
Podemos demostrar matemáticamente que los vampiros no existen. Para ello suponemos que el primer vampiro apareció el 1 de enero de 1600, en ese año la población humana era  (en números redondos) 537 millones. Si se supone que el vampiro se alimenta una vez al mes y sus víctimas a su vez se transforman en vampiros, habría dos vampiros y 536.999.999 seres humanos el 1 de febrero. Habría cuatro vampiros el 1 de marzo y ocho el 1 de abril…¿A qué conclusión quiero llegar?

Esta es mi primera entrada del VIII Carnaval de Matemáticas del cual soy anfitrión de esta Edición

1 comentario:

César dijo...

Pues a la de que en 29 meses todos los habitantes originalmente humanos de la Tierra serían vampiros. Como algunos no somos vampiros, la hipótesis es falsa:

Por tanto, o bien,

- los vampiros no se alimentan una vez al mes
- o no todo atacado se convierte en un vampiro
- o los vampiros son mucho más recientes
- u, obviamente, los vampiros no existen.

Y aquí es donde ya hace falta un biólogo de campo.

Un cordial saludo.