lunes, 21 de noviembre de 2011

Modernismo en Albacete (Arquitectura y Matemáticas). Carnaval 2.8

En Arquitectura las matemáticas tienen una aplicación directa, el arquitecto tiene que comprobar que la estructura que quiere construir es realizable teniendo en cuenta la resistencia de los materiales que empleará, las cargas que tienen que soportar y el coste económico. Pero también es evidente que toda creación arquitectónica es geometría y en muchas ocasiones esta geometría se pone al servicio del arte.
En mi anterior entrada sobre Teruel hice una mención al modernismo en esta ciudad con la obra de un discípulo de Gaudí, Pablo Monguió.

Calle Marqués de Molins Albacete Edificio Cabot

El modernismo es un estilo artístico que se desarrolla a finales del XIX y principios del XX  y que podemos distinguir por algunas características :

  • Inspiración en la naturaleza y el uso de elementos decorativos  de origen natural,sobre todo vegetales,
  • Uso de la línea curva y la asimetría; tanto en las plantas y alzados de los edificios como en la decoración.
  • Tendencia a la estilización de los motivos, siendo menos frecuente su representación estrictamente realista.

El máximo exponente en España fue el catalán Antoni Gaudí quien introdujo en arquitectura nuevas superficies, como el paraboloide hiperbólico.
La propiedad más importante que motivó el interés de Gaudí por esta superficie , es el hecho de que el paraboloide hiperbólico, aun siendo una superficie curvada, se puede construir con líneas rectas.
Lo único que se tiene que hacer es ir variando el ángulo de inclinación de una recta que se mueve encima de otra curva. Este tipo de superficies los geómetras las denominan superficies regladas.
Esta propiedad es la que permitía a Gaudí dar las instrucciones precisas a sus obreros y al capataz cuando éstos tenían que construir un paraboloide hiperbólico en el techo de la Sagrada Familia.


Este estilo artístico se extendió a las artes aplicadas,consiguiendo que las cosas cotidianas fuesen también arte y contribuyeran a embellecer más los edificios con forjados y cerámicas.
La burguesía de la época hizo suyo este arte y en muchas ciudades españolas se construyeron bellos edificios, tanto de uso residencial como público.
En Albacete han sobrevivido a la vorágine constructora de los años 60 algunos edificios de esta época. Viendo fotografías antiguas me da pena que se haya perdido un conjunto histórico digno de haber sido conservado.
Uno de los edificios más bonitos es la Casa de Hortelano llamada así por el primer morador.En la actualidad es sede del Museo de la Cuchillería. Es obra de Daniel Rubio, arquitecto municipal que introdujo el modernismo en la ciudad.

También son obra suya el Templete de música  de la Feria.

O el Gran Hotel

También  es muy importante la obra de un  un arquitecto local, Julio Carrilero, que tiene entre sus obras la Plaza de toros de Albacete (Proyecto conjunto con su compañero y amigo Manuel Sainz de Vicuña)

El Palacio de los Fontecha sede de la Cámara de Comercio.

O el IES Bachiller Sabuco instituto donde estudié el bachillerato y donde he sido profesor varios años.(Proyecto conjunto con Manuel Sainz de Vicuña)

Pero la joya arquitectónica del modernismo albaceteño es el Pasaje de Lodares.



Galería comercial y residencial situada entre las calles Tinte y Mayor. Diseñada en 1925 por Buenaventura Ferrando Castells, Su cubierta es a base de de hierro y vidrio. Cuenta con tres pisos de balcones que dan al pasaje y un piso bajo sostenido por robustas columnas renacentistas con adornos modernistas y neobarrocas historicistas que dividen los diferentes locales comerciales. Se complementa con la iconografía característica de estos pasajes alusiva al comercio, la industria, etc.
El Pasaje de Lodares de Albacete y el Pasaje Gutiérrez de Valladolid, constituyen los dos únicos ejemplos que quedan en España de este tipo de galerías.

Disfrutar de esta vista panorámica del Pasaje de Lodares en viewArt.


Con esta entrada participo en la edición 2.8 del Carnaval de Matemáticas que esta edición tiene como anfitrión a Ciencia Conjunta.

4 comentarios:

Miércoles dijo...

Tanto edificio modernista me recuerda a La Coruña, aunque tengo una pequeña pega: ¿Podrías agrandar las fotos? Para los que leemos desde el portatil, los detalles se pierden.
Ya puestos a abusar, te diré que entré a este blog desde el concurso de 20 minutos con el interés de alguien casi compañero de profesión (soy Física). Me voy un poco incómoda, porque la página principal es un poco monotemática y, al no tener etiquetas, me complica encontrar otras cosas que quizá me interesasen más. Como sólo en Ciencia ya pasáis de 400 concursantes, posiblemente me olvide de este blog. Espero que no le pase a más gente :-)

Miércoles dijo...

Ya he visto las etiquetas. Torpe que es una...

Manuel Sainz de Vicuña Melgarejo dijo...

Hola! Entro con mucho retraso a este blog. Me ha gustado el tema, pero me gustaría puntualizar dos cosas, ambas muy relacionadas:La Plaza de Toros es de 1917, proyecto CONJUNTO de Julio Carrilero Prat y de Manuel Sainz de Vicuña Camino (Irun 1888-Madrid 1973), compañeros de carrera e íntimos amigos, y que acababan de licenciarse en diciembre de 1916. Fue, por tanto, su primer proyecto. La segunda puntualización es que el Instituto General y Técnico, luego y en la actualidad, denominado Instituto Bachiller Sabuco, también fue proyecto de los dos compañeros y amigos. Soy arquitecto y como habrán podido deducir por mi nombre, nieto de Manuel Sainz de Vicuña Camino y estoy recopilando toda la obra de mi abuelo, por éso hablo con conocimiento de causa, sin quitar un ápice de mérito a Julio Carrilero, que lo tiene, pero reivindicando la verdad. Mi padre, Manuel Sainz de Vicuña García-Prieto fue el arquitecto que proyectó el Parador de Albacete, junto a otros diversos extendidos por todo el territorio español. Un saludo.

Juan Martínez-Tébar Giménez dijo...

Tomo nota y agradezco sinceramente la información. Al César lo que es del César....